No estoy tan bueno para que me comas

En un mundo donde demonios y humanos conviven, a pesar de que los primeros constituyen el 90 % de la población, la línea entre ambos es a menudo imperceptible. Los demonios, aunque similares en apariencia a los humanos, poseen cuernos que crecen cuando se emocionan o excitan, variando en tamaño según el individuo. Se dice que los humanos tienen un sabor irresistible para los demonios, lo que los pone en constante peligro de ser devorados si son descubiertos.

En esta intrigante premisa, conocemos a Hiyori, un joven que oculta su condición humana para sobrevivir. Todo cambia el día en que decide ayudar a Hodaka, un demonio grandote y algo brusco, en su instituto. Hodaka, al percibir el dulce aroma de Hiyori, descubre su humanidad y propone un trato inusual: guardará su secreto a cambio de que Hiyori le permita saborearlo.

Descubre cómo Hiyori y Hodaka navegan su peculiar relación en un mundo donde el peligro es constante y las emociones están a flor de piel. ¡Adquiere tu copia hoy mismo en nuestra tienda online y disfruta de una lectura única e irresistible!

Mostrando los 5 resultados

× ¿Tienes alguna duda?